Extraño y maravilloso

Extraño y maravilloso

Retorno a la infancia en el Museo Taybeen

Guardar en mis favoritos Guardado en mis favoritos

A 10 minutos en coche del centro de Al Khobar, en una zona residencial, se encuentra el Museo Taybeen, un extraordinario y apasionado proyecto y un maravilloso viaje inesperado a una era ya pasada.

 

Solo el brillo de algunas luces de neón y el discreto cartel amarillo de bienvenida revelan que el lugar es algo más que una casa familiar normal, pero una vez dentro, el Museo Taybeen demuestra que es completamente extraordinario.

 

La palabra «museo» puede evocar imágenes de salas aburridas y vitrinas de cristales polvorientos. Sin embargo, Taybeen es un viaje a la extravagancia. Para empezar, la villa es tanto un museo como un aviario, por lo que cuando se entra en ella, los trinos de una colorida colección de pájaros dan la bienvenida. Revolotean alegremente en un pequeño santuario que entretiene el paseo de 30 minutos.

 

Después de tomar una rápida taza de té en una zona de las diferentes zonas de descanso, uno ya puede entrar en el propio museo, que alberga una gran colección de objetos vintage, que van desde láminas de la cultura popular clásica hasta recuerdos relacionados con la publicidad. La colección, que empezó como un hobby de su dueño, Majid Al Ghamdi, pronto se convirtió en un auténtico tesoro de más de 10.000 curiosidades que representan la cultura popular a través de los años.

 

Latas de refresco y paquetes de caramelos del siglo pasado, vitrinas dedicadas a artículos familiares como cadenas de música o cámaras, o incluso una mirada nostálgica a los queridos personajes de Barrio Sésamo, Star Wars o los cómics de superhéroes de Marvel… cada esquina le sacará una sonrisa y un bonito recuerdo.

 

Y esa es exactamente la intención del fundador. Quiere que los visitantes revivan los recuerdos de su infancia asociados a estos artículos y, según la declaración que hay en la pared, «sientan la felicidad». A través de estos recuerdos, espera que visitantes de todo tipo creen una conexión común, que nazca de sus experiencias compartidas. La verdad es que es muy difícil no sentirse risueño mientras se disfruta de este maravilloso viaje al mundo de la memoria.

 

La entrada al Museo Taybeen cuesta 15 SAR (4 $) para los niños de 5 a 15 años, y 25 SAR (6,66 $) para los mayores de 16 años. La visita al museo le llevará unos 45 minutos. Después tendrá la oportunidad de comprar algunas golosinas retro en la tienda de la entrada.

Taybeen Museum

Viaje de forma responsable

Viaje de forma responsable