Los tesoros ocultos del zoco Al Qaisariya

En busca de gangas

Los tesoros ocultos del zoco Al Qaisariya

Guardar en mis favoritos Guardado en mis favoritos

En el lado oriental de la calle King Abdulaziz del distrito Al Rafaa de Al Hofuf, el magnético zoco Al Qaisariya ofrece artículos que atesoran un pasado y un linaje que reflejan la tradición comercial de la región. La mejor forma de conocer todas las historias, y de aprender algunos trucos para regatear, es contratar un guía local que le acompañe por cada estrecho callejón.

 

La historia del zoco Al Qaisariya

Aunque se cree que se construyó en 1822, algunos historiadores, por no hablar de la insistente población de Al Ahsa, afirman que se hace referencia al zoco en documentos históricos de 600 años de antigüedad. Aunque se cuestione su origen, lo que no se puede discutir es que el zoco Al Qaisariya es uno de los mercados más antiguos de Arabia, con un pasado presente en cada rincón de este espacio de 7.000 m².

Un incendio casi destruyó el zoco en 2001, pero gracias a un rápido proyecto de restauración para recuperar sus famosos muros de arcilla, este importante sitio patrimonial sigue conservando todo su esplendor. Acoge más de 400 puestos repartidos en un laberinto de calles y cruces peatonales, con pasillos numerados para que los visitantes no se pierdan del todo, lleno de vendedores clásicos e impacientes compradores. La Unesco destacó su continua importancia a lo largo del tiempo concediéndole el estatus de Patrimonio de la Humanidad en 2018.

La historia del zoco Al Qaisariya

Ropa y telas

Cientos de abayas y vestidos cuelgan de los altos muros del zoco y en todo el recinto hay repartidos zapatos de cuero artesanales, sandalias, gafas de sol de marca y relojes. La amplia variedad de bishts a medida que se encuentran en el mercado lo convierten en un destino ideal para que los hombres encuentren el atuendo para las ocasiones especiales, ya que esta capa tradicional se suele utilizar en las bodas y en las celebraciones de Eid. Además, también hay muchos puestos que venden cadenas de oración de todo tipo de colores y estilos. La henna para tatuajes también es una de las compras más recurrentes.

 

Puestos aromáticos

Los quemadores tradicionales de incienso, llamados mabkhara, no solo perfuman el ambiente, sino que también son un recuerdo barato para llevarse a casa. Los hay de diferentes estilos y tamaños para cualquier tipo de maleta y los vendedores estarán encantados de dejarle probar la gran variedad de inciensos, cada uno con su propio aroma y propósito. ¿Busca algo que dé suerte, le libre de la enfermedad o reciba a las visitas? Hay un aroma para cada ocasión. Si compra un mabkhara, no se olvide de pedirle al vendedor que añada algunos discos de carbón.

Ropa y telas

Comida y especias

Abultados sacos de harina y arroz y cestas de limas secas por exhiben en el exterior, y presentan todo un arcoíris callejero de granos y cereales. Pero no dude en adentrarse en los puestos de comida, donde todo un tesoro de pequeños artículos promete llamar su atención, como azafrán, tamarindo, agua de rosas, cardamomo y salsa de granada agria.

También se venden paquetes de pescado y gambas al vacío que, mezclados con una salsa picante, siguen siendo un aperitivo muy popular entre los saudíes. Si le entra hambre, visite la cafetería Al Said, en el extremo norte del zoco, donde le recibirán con una olla de café árabe y algunas especialidades regionales.

 

Antigüedades y oficios

En todo el zoco se pueden ver un montón de teteras de colores vivos, vasijas de barro y cofres, como los que se muestran en varios de los restaurantes tradicionales de Al Hofuf. Pero dar un paseo por el perímetro del zoco recompensará a los buscadores de antigüedades.

La calle norte de Al Raffa, conocida como la «calle de los herreros», es el escaparate de un oficio antiguo que goza de buena salud. Se puede ver cómo los herreros esquivan las chispas para forjar cuchillos, hoces y hachas a partir de suspensiones de coche abandonadas. Cerca hay pequeños negocios que ofrecen servicios especializados de reparación de todo tipo de aparatos, desde aspiradoras hasta relojes, y crean la ocasión perfecta para sacar una foto.

Enfrente del Palacio de Ibrahim está la tienda de antigüedades Al Qattan. En cada rincón de esta tienda se esconde un tesoro y sus miles de antigüedades y cachivaches la transforman en un museo en el que solo faltan los carteles informativos.

Lo bueno para aquellos que necesiten respuestas es que el propietario, el señor Nadj, un antiguo empleado del gigante petrolero Saudi Aramco, estará encantado de contar la historia de algunos de sus objetos más intrigantes, como las botellas de Coca-Cola de 50 años de antigüedad, las gafas de sol de Aramco, las espadas y dagas decorativas, los antiguos muebles de madera y la fantástica colección de gramófonos clásicos.

 

Horario

El zoco Al Qaisariya abre a las 15:00 todos los días y los puestos suelen cerrar unos 30 minutos a la hora de la oración. El techo alto de madera proporciona sombra durante el día y los sistemas de ventilación tradicionales mantienen el ambiente fresco y limpio, pero para ver el mercado en todo su esplendor lo mejor es visitarlo al caer la noche, suele estar abierto hasta la 01:00. Cuando finalmente consiga salir del lugar, probablemente con un montón de compras, seguramente se irá conociendo mejor el antiguo legado de la fascinante provincia Oriental de Arabia Saudí.

Viaje de forma responsable

Viaje de forma responsable

Gire su dispositivo.
La ventana es demasiado pequeña. Amplíela para una mejor experiencia.