Visitar la fuente del Rey Fahd

Es la hora del espectáculo

Visitar la fuente del Rey Fahd

Guardar en mis favoritos Guardado en mis favoritos

La fuente del Rey Fahd, visible desde toda la ciudad, es todo un icono de Yida que se alza con el mar Rojo como telón de fondo. Con sus 312 metros de altura es la fuente más alta del mundo, y lanza columnas de agua hacia el cielo a una velocidad de más de 350 km/h.

Lo mejor es contemplar la fuente cuando ya ha oscurecido y cientos de luces de colores iluminan el arco de agua cuando se eleva extraordinariamente hacia el cielo. Es entonces cuando podrá ver grupos de espectadores reunidos a lo largo del paseo marítimo, observando con fascinación la cascada de agua que cae hacia el mar.

La fuente fue un regalo a la ciudad del difunto rey Fahd bin Abdulaziz al-Saúd, que dirigió Arabia Saudí desde 1982 hasta 2005. El monumento se construyó entre 1980 y 1983 y se presentó en 1985, convirtiéndose desde el primer momento en una de las principales atracciones turísticas del lugar. La fuente se encuentra al lado del paseo marítimo de la ciudad y para crear su característica columna de agua utiliza agua salada del puerto que la rodea en vez de agua dulce.

La fuente del Rey Fahd

Vistas desde el paseo marítimo

Hay muchos lugares excelentes desde los que contemplar la fuente del Rey Fahd, y entre ellos destaca la Corniche de Yida. Si llega en taxi o Uber, pida que le dejen enfrente del hotel Ritz Carlton y cruce la calle hasta el paseo marítimo. Allí tendrá una butaca de primera fila para disfrutar de la fuente y su espectáculo.

Después, puede pasear por el paseo marítimo, donde abundan los puestos de comida, cafeterías y restaurantes. Para poner la guinda al pastel, acérquese hasta el grandioso Ritz Carlton y dese un capricho con su merienda, que se sirve de 13:00 a 21:00 y cuesta 150 SAR (unos 40 $). Su oferta de sándwiches, bollos y repostería es una de las mejores de la ciudad.

Viaje de forma responsable

Viaje de forma responsable

Gire su dispositivo.
La ventana es demasiado pequeña. Amplíela para una mejor experiencia.