Tabuk, Wadi Disa, Buceo

Excursiones destacadas en Tabuk

Guardar en mis favoritos Guardado en mis favoritos

A nadie sorprende que últimamente Tabuk se haya hecho un hueco entre los destinos turísticos favoritos de los saudíes y de los turistas de todo el mundo. Rezuma belleza e historia. Ya sea por su cultura, su paisaje variado, las vistas o la gran oferta de actividades al aire libre que ofrece, Tabuk merece dicho lugar de honor.

En los últimos años, Tabuk ha recibido la atención internacional por el megaproyecto NEOM. Sin embargo, Tabuk ha desempeñado siempre un papel principal en la historia del país y todavía conserva gran parte de su patrimonio y de sus atractivos naturales.

Aunque en la ciudad hay mucho que ver, los alrededores no se quedan atrás en cuanto a oferta de actividades y lugares de interés.

Wadi Al Disah

A unos 260 kilómetros a las afueras de Tabuk se halla el valle Wadi Al Disah, ubicado en la reserva natural Príncipe Mohammed Bin Salman. El valle es célebre por su terreno montañoso, sus palmeras, sus arroyos y sus manantiales escondidos.

Wadi Al Disah también alberga reliquias que datan del Imperio nabateo. Hay inscripciones antiguas talladas por todo el valle.

La zona es ideal para hacer senderismo o un pícnic con las montañas y la imponente vegetación como telón de fondo.

Naufragio de Haql

Este barco tristemente famoso, al que se le suele llamar el «Titanic saudí», está a unos 55 kilómetros a las afueras de la ciudad de Haql, en la región de Tabuk. Se encuentra en una gran bahía con playas preciosas, donde la costa se extiende hasta el horizonte. Los alrededores de la ciudad todavía no se han desarrollado demasiado, así que esta playa apartada también es un lugar ideal para acampar.

Duba

Esta ciudad, un pequeño puerto a las afueras de Tabuk, nos traslada en el tiempo hasta las primeras expansiones musulmanas. Eruditos como Ptolomeo y Sheikh Abd al-Ghani al-Nabulsi describieron la zona en sus obras. El primero, al hablar de la ruta comercial hasta Al-Ula y el segundo, cuando dejó constancia de su viaje hasta La Meca para completar el hach en 1790.

El lugar más destacado de Duba es el castillo Al-Ozlam, que data de principios del siglo XIV y ha sido propuesto para formar parte de los sitios Patrimonio de la Humanidad. Desempeñaba una importante función como punto de encuentro para todos los peregrinos en ruta hacia La Meca y facilitaba el comercio entre los países vecinos. De ahí que haya sido y siga siendo un lugar de gran relevancia.

Otro punto de interés histórico es el castillo del rey Abdulaziz, construido después de que conquistara la ciudad. Este edificio se ha reformado recientemente con los materiales de aquella época para conservar su aspecto original.

Viaje de forma responsable

Viaje de forma responsable

Gire su dispositivo.
La ventana es demasiado pequeña. Amplíela para una mejor experiencia.